Vídeo demostración: cubetos de acero en un posible incendio

Si manipulas o almacenas sustancias inflamables o combustibles, esto te interesa.

Nuestros colegas de DENIOS USA han grabado este vídeo demostración donde queda totalmente probado que los cubetos de retención de acero (galvanizado y/o pintado) o acero inoxidable son mucho más seguros que los de plástico en un incendio.

Demostración de porqué un cubeto de acero es más resistente en caso de incendio

Ver el vídeo completo de DENIOS USA de cómo un cubeto de acero es más resistente en caso de incendio.

El vídeo simula un derrame de queroseno, que es una líquido combustible e inflamable, en dos cubetos de retención homologados, uno de acero y otro de plástico.

Cada uno con su bidón correspondiente que, en un entorno real de trabajo, estarían llenos de la misma sustancia que ha producido el derrame, queroseno, pero en esta ocasión los llenaron de agua para evitar sobrepresiones que podrían hacerlos estallar.


Ver el vídeo completo demostración de cómo un cubeto de acero es más resistente en caso de incendio en el canal de Youtube de DENIOS USA

EL EXPERIMENTO

Ambos cubetos están homologados y han sido diseñados para retener derrames, pero el de la derecha de la imagen es de acero galvanizado y pintado y el de la izquierda es de polietileno, recomendado únicamente cuando se van a almacenar líquidos corrosivos o en general sustancias que son incompatibles con el acero.

El derrame de queroseno que los cubetos han retenido produce vapores inflamables (el típico olor a disolvente o gasolina), que iniciarán un incendio ante cualquier fuente de ignición, como una chispa o electricidad estática.

Para comenzar el experimento, el queroseno se prende iniciando las llamas.

En un principio el cubeto de polietileno se ve con menos llamas porque el plástico absorbe el calor generado por el incendio. El acero no absorbe el calor y por eso mantiene mejor su forma.
¡En sólo 1 minuto, se derrama el primer bidón!

CONCLUSIONES

  • Si se tratara de cualquier químico, se produciría un derrame por el suelo peligroso para los empleados pero también para el medio ambiente, contaminando el subsuelo o llegando a una arqueta y dando lugar a enormes costes de descontaminación.
  • Si además, como es de suponer, se tratara de un líquido inflamable, éste avivaría el incendio, dando lugar a llamas de enormes proporciones y consecuencias catastróficas.
  • Esta situación es más probable en aquellas empresas que utilizan de forma errónea cubetos de polietileno para cualquier tipo de sustancias, a veces porque su precio es inferior.
  • Además de usar cubetos homologados, es fundamental comprobar la compatibilidad del material del cubeto de retención con las sustancias a almacenar. Por defecto, se recomienda utilizar siempre acero, a no ser que las características de la sustancia determinen lo contrario como en el caso de ácidos o bases / líquidos alcalinos.